Cómo quitar manchas de sudor
¿Cuántas estrellas le darías al artículo?

Las manchas de sudor son uno de los problemas más cotidianos y que le suele ocurrir a millones de personas en el día a día. Estas, casi siempre vienen producidas por el detergente de la ropa y el desodorante, los cuales son precisamente aquellos que esperas que te ayuden a mantener tu ropa suave, limpia y sin manchas.

En este artículo vamos a revelarte los mejores trucos para eliminar manchas de sudor, así que ya sea de un traje, de un colchón, en la almohada o en la ropa, coge lápiz y papel porque estás a solamente unos párrafos de distancia de convertirte en un auténtico experto en sacar este tipo de manchas.

¿Qué es el sudor?

El sudor es uno de los fluidos corporales que secretan las glándulas sudoríparas y que es expulsado a través de los poros de la piel. Este, se compone de agua, minerales, urea, lactato y sustancias orgánicas.

La transpiración, por su parte, se podría entender como el mecanismo natural que tiene nuestro cuerpo para poder regular la temperatura del mismo, en tanto que la evaporación y, por ende, el sudor, son los métodos efectivos que utiliza nuestro organismo para bajar la temperatura.

¿Por qué deja manchas el sudor?

Lo primero que has de saber es por qué se producen este tipo de manchas, y es que estas se deben a una reacción química que se produce entre las sales que hay en la sudoración y los productos antitranspirantes de los desodorantes, lo cual deriva en la aparición de antiestéticas manchas de sudor.

La gran mayoría de los productos antitranspirantes han sido formulados en base a compuestos de aluminio, los cuales se utilizan para reducir la humedad, y que en última instancia son los responsables de la proliferación de las manchas de sudor.

Por regla general, las manchas de sudor suelen aparecer a lo largo del día, aunque hay mucha gente que también sufre de problemas de sudoración excesivos que les hacen sudar también durante la noche, dejando en la almohada, en el colchón, en las sábanas y en el pijama esas terribles manchas amarillas.

Cómo quitar manchas de sudor en la ropa

Cómo quitar manchas de sudor en la ropa

Pasos a seguir

  1. Identifica la causa

Antes de nada, has de saber dos cosas: lo primero es que el desodorante reacciona con los compuestos con base de aluminio, y la segunda es que el detergente alcalino también lo hace pero en este caso con los compuestos de carbono.

Todo ello es la razón sine qua non que causa las manchas de sudor amarillas o blancas, y es que a pesar de que no puedas hacer demasiado en lo que al detergente se refiere, sí que puedes emprender la guerra por tu cuenta con el desodorante. Así que trata de elegir uno que no transpire y que no deje manchas.

No obstante, si después de haber hecho este pequeño cambio el problema sigue persistiendo, necesitarás un proceso ácido de forma que puedas disolver las ligaduras de aluminio (más información a continuación)

  • No todos los desodorantes están hechos siguiendo la misma fórmula, pues existen algunos neutrales y sin aroma que son los que tienden a dejar esas pequeñas manchas blancas alrededor de la axila, en tanto que son más complicados de localizar y, sobre todo, de limpiar. No obstante, aquellos cuya base es más bien de hierbas pueden llegar a dejar una molesta mancha amarilla a pesar de que no lleven fragancia, así que siempre será mejor ir con cuidado.
  1. Inspecciona la mancha

No hay ningún tratamiento ni remedio específico que esté considerado como el mejor para eliminar manchas de sudor, puesto que hay una ingente cantidad de marcas distintas de desodorantes y, cada cual, lleva una serie de ingredientes. Es por ello que siempre se aconseja que el usuario revise la mancha con el fin de poder obtener una idea acertada de qué es lo que mejor le podría funcionar.

  • Generalmente, si la mancha es quebradiza, dura y blanca, cualquier tipo de ácido la eliminará. Más delante explicaremos en detalle este paso.
  • En el caso de que la manche se doble con facilidad y sea de un color blanco brillante, entonces ácidos de un pH más intenso serán requeridos para eliminarlos, ejemplo de ello es el vinagre blanco o el zumo de limón.
  • En el caso de que la mancha sea amarilla, complicado es examinarla. Primero, trata de probar alguna de las opciones que te recomendamos, y si por cualquier cosa ves que no funciona, quizá sea necesario repetir varias veces el mismo tratamiento.
  1. Opta por un tratamiento poco agresivo

Este tipo de ácidos suelen ser más débiles que el resto, y, por ende, menos dañinos para la prenda. Así que si tienes alguno de estos productos a mano, te recomendamos que empieces primero por aquí:

  • Coge agua carbonatada o incluso refrescos que contengan ácido fosfórico y ácido carbólico, siempre intentando evitar aquellos que contengan colorantes.
  • Con bicarbonato de sodio y un poco de agua, prepara una pasta en un vaso o en algún tipo de recipiente.
  • Añade una aspirina molida –conocida como ácido acetilsalicílico-
  • Coge un ablandador de carne.
  1. Opta por un tratamiento agresivo

En el caso de que la mancha sea un poco más complicada de eliminar, trata de aplicar alguno de estos tratamientos:

  • En un vaso pon un poco de ácido acético (vinagre blanco).

Nota: el vinagre balsámico no está permitido, y deberías evitarlo por completo, ya que los colorantes que contiene podrían estropear la prenda.

  • Añade zumo de limón o cualquier otro tipo de jugo de fruta ácida fuerte que contenga ácido cítrico (naranja, pomelo…)
  • Muchas veces las lavanderías aplican tratamientos mucho más agresivos que utilizan ácidos de un pH menor (menos alcalinos), y que únicamente deberían ser solicitados como último recurso, puesto que corres el riesgo de que quemen la ropa.
  1. Deja penetrar el tratamiento en cuestión

Con cualquiera que sea el tratamiento que hayas escogido, satura la mancha y deja que actúe durante un lapso de 20 a 120 minutos (2 horas), el cual dependerá de cuán vieja y complicada sea la mancha de eliminar.

Una vez haya pasado el tiempo y antes de que sigas con el proceso, escurre la prenda y retira el exceso de líquido que pudiera quedar.

  1. Aplica peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) a la ropa blanca

El agua oxigenada es un agente blanqueador que en última instancia podría llegar a desteñir, ligeramente, la ropa de color, aunque al tratarse de ropa blanca podemos sacarle una pequeña ventaja y hacer que la mancha de sudor se note aun menos.

Para ello, satura la zona afectada y deja que actúe durante 20 minutos.

  • Como alternativa, hay gente que prefiere quitar manchas de sudor con bicarbonato y sal, remedio que es totalmente válido y para lo cual solamente necesitarás añadir ambos elementos a la zona a fin de poder frotar el lamparón.
  1. Mete la prenda en la lavadora

A diferencia de limpiar otras manchas, las prendas que sufran de transpiración después de ser tratadas pueden juntarse con cualquier otro tipo de prenda sin correr el riesgo de que manche el resto de la ropa.

  • Si ves que la mancha es casi invisible pero que aun continúa rstando, vuelve a ponerla en la lavadora.
  1. Limpia con cloro y quitamanchas

Este último paso no es aconsejable para ropa de color, pero sí para ropa blanca. Y es que la combinación de ambos elementos puede desteñir fácilmente las prendas, así que utilízalo solamente como último recurso.

Para ello, aplica el quitamanchas sobre la mancha de sudor y vuelve a lavarla en la lavadora, pero esta vez habiendo aplicado previamente un poquito de cloro directamente sobre la misma.

  • El programa de lavado que se recomienda es el del centrifugado o, en su defecto, el más alto que puedas. Esto se debe a que hemos de intentar que el cloro se distribuya de la mejor manera posible por toda la ropa.

Trucos para prevenir y quitar manchas de sudor

Trucos para prevenir y quitar manchas de sudor

  • Cuando te pongas el desodorante deja que se seque antes de vestirte, de forma que evites que el tejido de las prendas absorba los químicos del mismo.

Nota: si tienes mucha prisa, puedes acelerar el secado utilizando el secador del pelo.

  • Cuidado a la hora de elegir el tipo de desodorante. Opta por aquellos que no hayan sido basados en compuestos de aluminio para que no se produzca una reacción con las sales de la sudoración, lo cual es la razón fundamental por la cual aparecen las manchas amarillentas en la parte de las axilas. Las mejores marcas son Sanex, Jason o incluso Weleda.
  • Si cuando vayas a poner la colada detectas una posible mancha de sudor, a la hora de secarla sepárala del resto de la ropa y tiéndela en el exterior. Nunca utilices una máquina secadora ya que podrías agravar aun más el problema.
  • La acción del sol es un buen aliado para acelerar el proceso de blanqueamiento del vestuario, por lo que siempre que puedes, tiéndelo fuera.

Tips para quitar manchas de sudor

  • Si quieres obtener unos resultados espectaculares, actúa sobre la mancha lo antes posible, intentando siempre que esta aun no se haya secado y utilizando unas toallitas de bebé para frotar.
  • Hay muchos desodorantes que contienen hidróxido de magnesio y carbonato de calcio, los cuales se utilizan a modo de agentes aumentadores de volumen y que suelen causar manchas quebradizas, duras y blancas. Si observas que las tuyas son así, entonces tranquilo, porque te serán muchísimo más fácil de eliminar.
  • Trata de llevar siempre puesta una camiseta interior blanca a fin de intentar absorber cualquier posible mancha de sudor.
  • Respecto a los desodorantes cuya base sea de hierbas y que no contengan fragancia, no deberían producirte ningún tipo de mancha amarilla, aunque si por lo que sea siguen apareciendo, entonces es posible que se deba a una reacción de las moléculas orgánicas de tu dermis. Para combatir esto, no hay forma humana de evitarlo, pero sí que te será mucho más fácil de limpiar.
  • Las fragancias de los desodorantes por regla general se componen o bien de cetona o bien de aldehído. Así que ten cuidado con este tipo de químicos ya que sus reacciones pueden derivan en manchas difíciles de quitar.

Recomendaciones

  • Revisa siempre el etiquetado de las prendas. Hay algunas que vienen con advertencias a fin de prevenir el uso de vinagre blanco o incluso de agua oxigenada, puesto que son productos que tienden a manchar y teñir. No obstante, más del 95% de las prendas que hoy en día se fabrican son resistentes a este tipo de productos, aunque siempre es recomendable ir con cuidado por lo que pudiera pasar. En el caso de que tengas dudas o preguntas, aplica en un parte poco visible un poco de peróxido de hidrógeno o vinagre de forma que te asegures que estos no van a causar ningún tipo de problema.

¿Te ha sido útil el artículo? ¿Conoces trucos mejores? ¡Deja tu opinión en los comentarios!

Otras secciones que no te puedes perder: