Cómo quitar manchas de óxido
4.3 (86.67%) 3 votes

Con limón, con agua oxigenada, con vinagre, con bicarbonato ¡y hasta con coca cola! Y es que, por muy fácil que parezca en televisión, las manchas de óxido no son nada fáciles de quitar, y es por ello que hemos intentado recopilar los mejores trucos para quitar manchas de óxido que, estamos seguros, te darán excelentes resultados de cara a eliminar este tipo de manchas.

Antes de empezar, cabe destacar que hay una inmensa cantidad de productos comerciales muy útiles y que funcionan realmente bien para eliminar el óxido. Estos, puedes encontrarlos en cualquier establecimiento en donde se vendan este tipo de productos, como puede ser el caso de las droguerías, siendo de esta manera altamente eficaces y seguros para utilizar sobre la gran mayoría de tejidos.

Por regla general, este tipo de productos contiene un elemento muy importante: el ácido oxálico -también conocido como ácido fluorhídrico-, cuya función es la de eliminar el óxido de la ropa de manera increíblemente eficaz y, lo que es aun mejor, sin dañarla. Aunque también es importante que sepas que pueden llegar a ser altamente agresivos para la piel, por lo que en este artículo, vamos a intentar darte una serie de consejos y trucos caseros para eliminar las manchas de óxido que, sin duda alguna, te ayudarán.

Advertencia: en el caso de que vayas a utilizar un producto comercial, asegúrate de seguir al pie de la letra las instrucciones que marca el fabricante en el etiquetado, además de enjuagar dos veces la ropa manchada de óxido de cara a minimizar al máximo la posibilidad de que hayan restos de productos abrasivos que, en última instancia, puedan dañar tu piel.

Otra de las cosas importantes que deberías de tener en cuenta es el hecho de que, en el caso de que tengas una mancha de óxido, te cerciores de que, efectivamente, se trata de óxido y no de otra cosa.

Es decir, en ocasiones lo que empieza pareciendo óxido termina por ser restos de azúcar caramelizado, yodo o incluso peróxido de benzoilo, el cual se utiliza mucho sobre todo en productos y tratamientos contra el acné.

Cómo quitar y eliminar manchas de óxido

Consejos para eliminar las manchas de óxido

  • Bajo ningún concepto emplees lejía a la hora de eliminar manchas de óxido, ya que esta, contiene cloro, y al reaccionar con el óxido, la prenda y el tejido pueden llegar a decolorarse.
  • Hasta que no estés seguro de que la mancha de óxido ha desaparecido por completo, no apliques el calor de, por ejemplo, una secadora, ya que el calor podría causar el efecto contrario al de eliminar el óxido de la ropa.
  • Intenta eliminar cuanto más óxido sea posible antes de implementar cualquiera de los trucos que te indicamos en este artículo.
  • En el caso de que la prenda se haya fabricado con algún tipo de tejido delicado como puede ser el caso de la lana o la seda, es mejor que vayas directamente a una tintorería.
  • Si “la mancha de óxido” se trata de una simple rozadura de polvo de óxido, entonces para eliminarla bastará simplemente con lavarla de manera regular.

 Trucos para quitar manchas de óxido

Estos son los trucos para eliminar las manchas de óxido de la ropa:

Quitar manchas de óxido con limón o con bicarbonato

  • Alternativamente a utilizar productos químicos específicos o de limpieza, el limón, el bicarbonato sodio o la sal funcionan mucho mejor y son menos agresivos. Así que, para ello, exprime un par de limones (dependerá de cuán grande sea la mancha) y echa un poco de sal por encima del área afectada. Después, pon la prenda a secar y, cuando ya esté lista, lávala como siempre.

Truco exprés para eliminar el óxido

  • Coge una cuchara pequeña -tipo café o postre-, llénala con un poco de detergente líquido del lavavajillas y mézclala con agua tibia en un vaso o una taza. Después, pon la mezcla de forma abundante sobre la mancha de óxido y déjala reposar durante unos 5-6 minutos. Ayudándote de un paño o un trapo limpio, seca la mancha y enjuágala con un poco de agua fría.

Nota: los detergentes contienen tensioactivos, los cuales ayudarán a eliminar cualquier partícula de óxido que pudiera haber en el tejido de la prenda.

Quitar manchas de óxido con vinagre

  • Para quitar las manchas de óxido con vinagre blanco, lo único que tienes que hacer es humedecer el área afectada con el mismo. Luego, recúbrela con un poco de sal y frótala con las manos o con un cepillo. Déjala secar y, cuando esté lista, lávala como siempre.

Con pepinillos

En el caso de que tengas una blusa o una camisa blanca un poco olvidada en el armario, es hora de que la saques y de que le quites el polvo.

Es posible que esta pueda tener algún tipo de resto de óxido y, si este es el caso, el pepinillo es tu mejor aliado porque, aunque no lo parezca, si lo frotas un poco directamente sobre la mancha de óxido y la dejas reposar durante un día entero, es muy posible que los restos de óxido desaparezcan con muchísima más facilidad.

Ácido fosfórico (en formato gel)

Este es un producto que se utiliza normalmente para quitar el óxido en el metal, pero también puede utilizarse para cualquier tipo de prendas, aunque mejor si evitas aplicarlo en aquellas que puedan estar hechas de fibras más delicadas. Para ello, frota un poco de gel sobre la mancha, déjalo actuar durante unos cuantos minutos, y lava con normalidad.

Alternativa: también puedes utilizar el bitartrato de potasio, el cual se aplicaría de la misma manera que el método anteriormente descrito.

Con una patata y un recipiente

Seguro que este no lo sabías, ¿a que no? Pues es una técnica mucho más simple de lo que parece y funciona de maravilla. Para ello, corta la patata por la mitad y coloca la parte que hayas cortado encima de un recipiente con un poco de jabón. Deja que absorba y después ponla encima de la mancha de óxido y deja que actúe durante unas horas.

  • Para repetir el proceso, simplemente corta el trozo de la patata que hayas utilizado y añade un poco más de jabón, deja que absorba y después vuélvela a colocar encima del óxido.
  • En el caso de que no tengas jabón, también puedes utilizar una mezcla de bicarbonato y agua.

Nota: este método funciona mucho mejor para quitar manchas de óxido en metal o en superficies que sean similares.

Con ácido oxálico

Antes de nada es importante que te pongas guantes o algo que te proteja las manos y la parte del cuerpo que pudiera estar más expuesta a este producto ya que, al fin y al cabo, es un ácido bicarboxílico y, como todos los ácidos, son peligrosos.

  • Lava aquello que tenga la mancha de óxido con detergente o algún tipo de producto de limpieza. Sécalo.
  • Mezcla 25 ml de ácido oxálico con 250 ml de agua tibia.
  • Ponlo a remojar durante 20 minutos o, si lo prefieres, moja un paño o un cepillo y ve frotando el óxido (mejor si optas por lo primero)
  • Cuando termines, lava el producto en cuestión concienzudamente y sécalo cuando veas que ya no queda ningún resto de óxido.

Cómo quitar manchas de óxido de la alfombra o de la tapicería

Cómo quitar manchas de óxido de la alfombra o de la tapicería

En ocasiones este compuesto binario cuya formulación se componen de oxígeno y otros elementos, tiende a desarrollarse en las alfombras y en la tapicería, ya sea del coche o de cualquier otro lado.

Es por ello que en el caso de que quieras llevar a cabo este consejo, entonces tu mejor opción es utilizar Ferrokit, el cual funciona extraordinariamente bien para eliminar el óxido de las alfombras, aunque siempre se recomienda aplicar una pequeña cantidad en una parte aislada para no estropear la tela al completo.

Secretos para quitar las manchas de óxido

¿Conoces el ruibarbo? Es bastante posible que no lo sepas, pero los tallos de esta raíz es una solución fulminante para limpiar cualquier manchita de óxido. Para ello, lo único que tienes que hacer es cortarlo en trozos pequeños y ponerlo a hervir con agua durante un cuarto de hora.

Después, humedece el área manchada con el líquido resultante y déjala reposar durante 24 horas. Luego, lava la mancha de óxido con cualquier producto de limpieza que normalmente utilices ¡y listo!, no debería de quedar restos de óxido por ningún lado.

Cómo quitar manchas de óxido en el piso

En porcelana, en mármol, en metal o en baldosas, es posible que aparte de en la ropa, busques eliminar el óxido de todas estas partes. Así que si este es tu caso, has de tener en cuenta una serie de factores que en última instancia deberían de ayudarte a limpiar este compuesto binario.

Como ya hemos comentado, uno de los productos estrella para quitar manchas de óxido es el zumo de limón que, cuando se combina con algún quitamanchas o producto comercial, se transforma en uno de los limpiadoras más increíbles que nunca podrías comprar.

Nota: otra alternativa es utilizar lejía, aunque asegúrate de que el suelo de tu casa permite el tratamiento con este producto, pues de lo contrario podrías estropearlo.

Otras secciones que te pueden interesar: