Cómo quitar manchas de moho de las cortinas de baño
5 (100%) 1 vote

Por muy caras que sean, por muchas flores que tengan o por muy bonitas que parezcan, las cortinas de la ducha también pueden llegar a ser presa de bacterias y hongos en el caso de que no las sequemos de forma adecuada.

El calor, la humedad y los espacios cerrados son, sin duda alguna, uno de los mejores aliados para que florezca el moho, y resulta que el baño es el lugar ideal en donde estas condiciones se dan a la perfección.

Así pues, de forma que podamos prevenir la aparición de estas manchas en las cortinas del baño, se recomienda dejar los pliegues de la misma de forma que estos estén siempre mojados.

No obstante, dependiendo del material con el cual se haya realizado la cortina, tendremos que someterla a un proceso de lavado u otro.

Consejos antes de quitar el moho de las cortinas

  • Dobla suavemente la cortina en cuatro mitades para que a la hora de transportarla al baño o al sitio donde vayas a tratarla no se esparzan todas las esporas.
  • No sacudas, esparzas o trates de quitar el moho hasta que hayas metido la cortina en un recipiente que, de alguna manera, la recubra por completo; de lo contrario las partículas de este podrían desplegarse por toda la casa.

Cómo quitar el moho de las cortinas de la ducha de vinilo o plástico

Cómo quitar el moho de las cortinas de la ducha de vinilo o plástico

Antes de nada es recomendable que leas con atención la etiqueta de la cortina, puesto que en el caso de que lo permita, podremos meterla en la lavadora.

  1. Mezcla medio vaso de lejía con medio vaso de vinagre y añádelo en la cajetilla de la lavadora.
  2. Selecciona un programa de lavado en frío e introduce la cortina en la lavadora.
  3. Una vez haya terminado el ciclo, vuelve a lavarlo como de costumbre con un detergente normal.
  4. Tiéndelo en el exterior hasta que se seque.

Como hemos comentado antes, en el caso de que la cortina del baño no quepa en el tambor de la lavadora, también puedes optar por meterla en un barreño grande o incluso en la bañera.

  1. Llena el sitio que hayas elegido con suficiente agua en donde puedas sumergir la zona manchada de la cortina.
  2. Añade unas gotas de lejía e introduce la cortina durante 60 minutos.
  3. Con unos guantes de goma y ayudándote de un cepillo frota cualquier mancha de moho que pudiera haber.
  4. Enjuaga con agua limpia y tiéndela en el exterior.

Nota: a la hora de trabajar con productos de limpieza tan agresivos como puede ser la lejía o el amoniaco, utiliza siempre un equipo de protección, pues las salpicaduras de este tipo de químicos decoloran la ropa.

Cómo quitar el moho de las cortinas de tela de colores de la ducha

En el caso de que la cortina de la ducha haya sido confeccionada con tela de colores o las instrucciones de lavado no te permitan el uso de la lejía, te recomendamos que apliques el siguiente truco:

  1. Forma una pasta homogénea con agua y bicarbonato sódico.
  2. Extiende la pasta sobre la zona enmohecida y deja que actúe durante 60 minutos.
  3. Llena de agua la bañera y añade una pequeña cantidad de detergente líquido para la ropa.
  4. Introduce la cortina de la ducha en la bañera y, ayudándote de un cepillo suave, frota cualquier mancha hasta que estas desaparezcan.
  5. Lava la tela como de costumbre y tiéndela en el exterior para que se seque por completo.

Cómo quitar manchas de moho de las cortinas de baño

Recomendaciones

Aquí tienes una serie de consejos que te ayudarán a eliminar el moho de la cortina de la ducha:

  • Asegúrate de frotar bien con la esponja haciendo hincapié en las zonas que tengan mayores restos de moho.
  • Antes de empezar a limpiar la cortina, un truco que funciona muy bien es el de humedecer la esponja con peróxido de hidrógeno o vinagre blanco destilado.
  • Si no termina de gustarte el olor a vinagre, utiliza solamente el agua oxigenada.
  • Presta atención a los pliegues a las partes bajas de la cortina para que quede perfectamente limpia.
  • Trata de no generar demasiada espuma, pues las esporas de moho se alimentan, entre otras cosas, de las partículas de jabón.
  • Utiliza solamente un ciclo de lavado suave que no llegue al centrifugado, pues de lo contrario la cortina podría dañarse.

Otras secciones que no te puedes perder: