Cómo quitar manchas de aceite
5 (100%) 2 votes

¿Tus hijos se han manchado de aceite? ¿Te ha caído un poco en la ropa mientras arreglabas el coche? ¿Te ha salpicado en la piel mientras freías algo en la cocina? No te preocupes, porque hoy, en quitarmanchasde.net, te enseñamos a cómo quitar las manchas de aceite de la ropa. ¡Empezamos!

Talco para quitar las manchas de aceite

Talco para quitar las manchas de aceite

  1. Antes de nada, ayudándote de un papel, asegúrate de quitar bien cualquier exceso de aceite o grasa que pudiera quedar en la ropa. Después, ayúdate de algún producto absorbente para de esta manera secar aun más la mancha de grasa.
  2. Después, cubre, generosamente, con talco la mancha de aceite. En este caso, puedes utilizar cualquier tipo de talco, incluso el de bebé, aunque si por cualquier cosa no lo tienes a mano, entonces la sal común o un poco de harina también te servirá.
  3. Retira con una cuchara o un trozo de papel todo el exceso de talco.
  4. Coge un poco de detergente y agua, ponlo sobre la mancha de aceite y cepilla un poco. Una vez veas que empieza a salir espuma, coge un cepillo de dientes y frota haciendo un movimiento circular.

Nota: es importante hacer este método por ambos lados de la ropa, tanto por dentro como por fuera.

  1. Lava la camiseta o la prenda que sea con un detergente normal. Eso sí, asegúrate de que sigues al piel de la letra las instrucciones que vengan en la etiqueta de lavado, no vaya a ser que se estropee la tela.

Con jabón, champú o detergente

Cubre la mancha de aceite con el detergente del lavavajillas

Como bien sabrás, el detergente que normalmente se utiliza para lavar también puede resultar de gran ayuda para quitar las manchas de aceite, aunque en realidad, no son del todo necesarios, puesto que también podrías utilizar el champú.

Este último contiene una serie de ingredientes que han sido formulados para cuidar los aceites corporales, de forma que también debería resultar de utilidad para el propósito que hoy nos marcamos.

Otra cosa a tener en cuenta es el hecho de no coger jabones que contengan aditivos que pudieran ser perjudiciales para la ropa, así que asegúrate de que en la etiqueta pone que es, específicamente, para utilizar en cualquier tipo de prenda.

Procedimiento: pon un poco de agua sobre la mancha -si le echas un poquito de amoníaco será aun más eficaz- y frota un poco de jabón hasta que veas que se forma espuma.

Consejos:

  • Si el detergente que utilizas es para ropa de color, dilúyelo antes con un poco de agua para evitar que manche la ropa.
  • En el caso de que la mancha se te resiste, ayúdate, a la hora de frotar, con un cepillo de dientes.

Ve frotando el jabón sobre la mancha hasta que salga espuma

Poco a poco verás que la mancha va desapareciendo, y es que todo este tipo de detergentes y jabones contienen agentes químicos específicos que resultan muy eficaces a la hora de limpiar las manchas de aceite.

Una vez hayas terminado, limpia la zona con un poco de agua y enjuaga con vinagre(no es estrictamente necesario)

El vinagre tiene una característica muy particular, y es que es un agente limpiador natural. No obstante, al combinarlo con otros jabones o detergentes, la efectividad de estos se verá reducida en cierta manera, pero si aun así quieres ponerlo en práctica, simplemente mezcla vinagre y agua en una proporción de 1:2 y pon a remojar la prenda. Después, retira el exceso de vinagre y aplica la táctica del detergente como hemos comentado más arriba.

Pon a lavar la ropa solamente con detergente

En este caso es importante que sigas al pie de la letra las instrucciones del fabricante para el lavado de la prenda. Una vez haya terminado el lavado, tiéndela y deja que se seque.

Nota: no utilices una secadora, pues esto podría calentar de manera excesiva la prenda y hacer que la mancha de aceite se adhiera aun más.

Quitar manchas de aceite con KH7 o con Fairy

Quitar manchas de aceite con KH7 o con Fairy

Para quitar manchas de grasa, utiliza un quitamanchas específico

Bastará simplemente con rociar una cantidad generosa de producto sobre la zona afectada, frotando con un cepillo para que el método sea más efectivo.

Pon un cazo con agua a hervir

Mientras dejas que el agua hierva, deja que el Fairy o el KH7 se asiente y haga su efecto.

Cuando el agua esté hirviendo, ve echando de a pocos sobre la mancha

Consejos:

  • Cuando vayas a echar el agua, hazlo siempre en el baño, en una pila o en alguna zona segura, e intenta que no te salpique puesto que podrías llegar a quemarte (sobre todo cuidado con los pies y las manos)
  • Vierte el agua caliente desde la altura. Esto, es eficaz por dos cosas: la primera es porque el agua cuando llega a cierta temperatura es capaz de deshacer las manchas de grasa y aceite. Y en segundo lugar, porque el agua incidirá con mayor efectividad sobre las manchas de grasa cuanta más alta sea la distancia desde la cual la viertes. A más fuerza, mayor eficacia.

Si ves que hay más manchas de grasa, repite el procedimiento con todas

Si por cualquier razón, ves que las manchas no terminan de irse, entonces repite la jugada con el método del quitamanchas, algún otro producto desengrasante o la técnica del agua.

Por último, lava la ropa con un buen detergente

Como ya venimos diciendo, es importante que sigas todos los pasos que se marcan en la etiqueta de lavado.

  • Cuando ya hayas terminado y sea el momento de ponerla a secar, al igual que en otros métodos, tiéndela fuera de casa y no utilices una secadora para ello. Recuerda que el aire extremadamente caliente puede conseguir el efecto contrario al que estamos buscando y que, por ende, la grasa y el aceite se peguen más aun a la ropa.

<h2″>Quitar manchas de aceite en zapatos de ante

De pronto un buen día te regalan unos zapatos de ante, o quizás te los hayas comprado tú, pero en cualquier caso no quieres que se te manchen, quieres cuidarlos, quieres protegerlos y, sobre todo, no quieres que tengan manchas de aceite o de grasa.

Es por ello que estos son un poco más delicados que los zapatos de cuero, por lo que hemos de ir con cuidado a la hora de intentar limpiar una mancha de estas características.

Así pues, tu mejor opción para limpiar las manchas de grasa en el zapato será utilizar talco. El procedimiento es el mismo que hemos explicado más arriba para quitar las manchas de aceite de la ropa, aunque aquí tienes un breve resumen de lo que hacer.

  1. Primero que nada, cubre el zapato con productos absorbentes (sal, tiza, talco o incluso harina)
  2. Deja que actúe durante un rato para que se absorba la mayor cantidad de grasa posible -en el caso de la harina o la sal, es mejor dejarlo actuar durante 24 horas-.
  3. Una vez pase el tiempo, elimina el exceso de talco ayudándote de un cepillo, de un trozo de papel o de algo suave que tengas a mano, siempre teniendo sumo cuidado de no dañar los zapatos.
  4. En el caso de que hayas terminado, y la mancha siga persistiendo, repite el proceso o sigue los consejos que te ponemos a continuación.

Alternativa a quitar las manchas de aceite en los zapatos de ante

Si los métodos propuestos no te han funcionado, siempre puedes optar por juntar agua templada, un poquito de amoníaco y jabón neutro. Mézclalo todo hasta que veas que se forma espuma, dado que es lo que utilizará para limpiar la mancha y no el líquido.

Después, coge un cepillo cuyas cerdas sean de latón y empieza a frotar con suavidad y teniendo mucho cuidado, siempre yendo a favor del tejido. Por último, limpia y retira los posibles restos que pudieran quedar de la mezcla y seca el zapato con el secador que utilizas para el pelo.

Tips para quitar manchas de aceite

Tips adicionales para quitar manchas de aceite

Con sal

Lo primero de todo que tienes que hacer cuando te manches de aceite es coger un trozo de papel absorbente y frotar un poco sobre la mancha que se haya producido en la tela.

Después, con el objetivo de que la mancha no penetre profundamente en las fibras del tejido, esparce y frota una buena cantidad de sal y deja que actúe durante varios minutos.

Finalmente, remoja el vestido, el mantel o la camiseta en agua y detergente líquido, déjala durante media hora y enjuaga con agua limpia.

Con alcohol

El alcohol es una de las soluciones que funcionan realmente bien a la hora de quitar las manchas de aceite, pues la tela tienda a absorberlo y, debido a las propiedades que tiene, bastan unas simples gotas para limpiar la mancha de aceite por completo.

Una vez hayas terminado el proceso, deja reposar durante un rato el área manchada y, después, lávala con agua y detergente líquido como harías normalmente.

Con limón

El zumo de limón contiene uno de los agentes activos más eficaces a la hora de combatir la grasa. ¿Has oído alguna vez lo de que para perder grasa hay que beber agua con zumo de limón? Pues esto también se aplica a las prendas y a la ropa.

Lo único que tienes que hacer es cortar unas rodajas y frotarlas un poco sobre la mancha o, si lo prefieres, exprimir un poco de zumo sobre la misma.

Después, pon a remojar la prenda en agua tibia o caliente, añade detergente y lávala siguiendo tu método personal.

Con vinagre blanco

En cuanto a limpieza natural se refiere, el vinagre blanco es uno de los remedios caseros y productos más potentes y tu mejor aliado para eliminar manchas difíciles y restos de cualquier tipo de residuo, pues debido a los ácidos que naturalmente lo componen, elimina la mancha del tejido y otorga una sensación de limpieza y suavidad que ya les gustaría a otros productos de limpieza más comerciales.

Basta simplemente con aplicarlo directamente sobre la mancha, esperar media hora, enjuagar con agua tibia, lavar con jabón y ponerla a secar. ¡Listo! Ya no hay mancha.

Con almidón de maíz

El almidón de maíz es otro de los grandes aliados para quitar las manchas de aceite, siendo por ello, un buen producto absorbente de grasa. Este, es realmente eficaz sobre todo cuando la mancha es muy reciente, puesto que ayuda a impedir que el aceite y la grasa se queden de manera permanente en la ropa.

Nota: el uso es muy parecido al que comentábamos antes del talco, basta simplemente con frotar y cepillar hasta que el aceite desaparezca.

Con bicarbonato de sodio

Blanqueador y astringente, el bicarbonato de sodio resulta una opción increíble para quitar manchas difíciles como pueden ser las de aceite o las de vino.

Gracias a sus propiedades, el bicarbonato destruye las moléculas de grasa y limpia la suciedad que más adherida pueda estar sobre el tejido.

Tan solo necesitarás frotarlo directamente en la zona manchada. Después, pon un poquito de vinagre blanco y, ayudándote de un cepillo, empieza a frotar aplicando movimientos circulares.

Otras secciones que no te puedes perder: